The End

Y por suerte comprobó, que sólo estaba enamorada de los recuerdos, y fue feliz, porque ellos sí iban a amarla para siempre...

En el infierno

Quizás fuimos más amigos que amantes,
o no...
Mi intermedio imperfecto
que a ratos me rompía el corazón
y, algunos otros, me convertía en princesa.
Tú me querías más de lo previsto.
Yo te querré, para siempre,
sin quererlo...